🇲🇽 Hey, esto es Adipa México. Ir a Adipa Chile

Letter testimonies
arrow-down-white

Disciplina positiva: claves para el desarrollo infantil

La disciplina positiva es un enfoque utilizado por educadores y padres para la crianza de niños y niñas. Esta disciplina se enfoca en los puntos positivos del comportamiento, y persigue los principios de respeto, compasión y entendimiento mutuo. ¿Quieres conocer de qué se trata? ¡En este artículo de Adipa te lo contamos!

Disciplina positiva: claves para el desarrollo infantil

La disciplina positiva es un enfoque educativo que se fundamenta en principios compasivos, respetuosos y centrados en el entendimiento mutuo entre padres e hijos. A diferencia de otros métodos más tradicionales basados en la imposición de autoridad, órdenes y castigos, la disciplina positiva busca fomentar una relación amorosa y sólida entre los hijos y sus padres.

Este enfoque fue creado por la psicóloga y educadora estadounidense, Jane Nelsen, y ha cambiado e influido en la manera en que muchas personas abordan la educación y crianza.

Disciplina positiva

La disciplina positiva (DP) se asemeja a cualquier otra disciplina en su esencia. Es un conjunto de normas que regulan el comportamiento y requiere de entrenamiento e intencionalidad.

Su aplicación se extiende a diversas áreas de la vida, abarcando todos los contextos que involucran a niños, niñas y adolescentes, ya sea en el entorno familiar, escolar o social. Indudablemente, sus beneficios se traducen en el bienestar integral del individuo.

De acuerdo a palabras de la autora, Jane Nelsen, la disciplina positiva se fundamenta en la premisa de que los niños y niñas asimilan conocimientos de manera más efectiva cuando experimentan respeto y comprensión, en lugar de enfrentar consecuencias negativas. Este enfoque se centra en enseñar habilidades sociales y emocionales, incentivando la responsabilidad y la autodisciplina como pilares fundamentales.

¿Qué rol cumple en la infancia?

La disciplina positiva desempeña un papel esencial como herramienta valiosa, para implementar tanto en casa como en la escuela. Su aplicación contribuye a construir una infancia donde los niños y niñas se perciban valorados y conectados con las personas y sus emociones.

Principales fundamentos de la Disciplina Positiva

La autora, Jane Nelsen, nos habla de diferentes fundamentos de la Disciplina Positiva que vale la pena rescatar.

A lo largo de los años, la creencia en el conductismo como enfoque correcto ha prevalecido, y a muchos ha dado resultados, tanto en la infancia como en la adultez. Sin embargo, esta aparente resolución de la conducta ha dejado secuelas en niños y jóvenes, manifestándose en heridas de la infancia como abandono, el rechazo y la falta de validación emocional.

Si bien, las personas se han vuelto resilientes y usan la famosa frase: “a mí me educaron a lo convencional y aquí estoy, soy un hombre y mujer de bien”, no se puede ocultar que son parte de las generaciones que han necesitado mucha terapia. Es en este contexto la disciplina positiva emerge, cambiando la perspectiva y fundamentos en principios claves.

  1. Firmeza y amor: estableciendo límites saludables mediante el cariño en lugar del castigo.
  2. Respeto y empatía ante cualquier situación: tanto en el ámbito individual como hacia los demás.
  3. Validación de las emociones y reconocimiento de las mismas para una adecuada autogestión: fundamentales para una autogestión emocional adecuada y el mantenimiento de una salud mental estable.

Es entonces, el objetivo principal de la disciplina positiva entrenar y capacitar a familias y profesionales en el empleo de herramientas fundamentadas en el control conductual desde el amor, el respeto y la valoración. Este enfoque busca instruir a niños, niñas y jóvenes, promoviendo su salud emocional y bienestar integral.

Conductas y disciplina positiva

Los comportamientos abarcan todas las manifestaciones que conjugan emociones y pensamientos, traduciéndose en acciones y/o comportamientos, muchos de esos naturales y de supervivencia, y otros adquiridos. La disciplina positiva, en este contexto, cultiva el conocimiento emocional, promoviendo el desarrollo de la autorregulación.

A continuación, te ofreceremos algunos consejos prácticos para implementar la DP en la vida cotidiana.

Conexión antes que corrección

A menudo, las personas emiten juicios de valor de todo. La disciplina positiva propone comprender el motivo detrás de una conducta, estableciendo una conexión con la persona y valorando sus emociones.

Este enfoque busca corregir la conducta sin juzgar al individuo, fomentando un ambiente respetuoso.

Escuchar, expresar y aceptar

En toda relación, la escucha activa con respeto es fundamental. La disciplina positiva promueve expresar los sentimientos y enseñar a niños y jóvenes que no siempre será obtenida la respuesta deseada. De este modo, se aborda la frustración y decepción inherentes a la vida cotidiana.

Rueda de opciones

Cuando se permite que los niños y adolescentes elijan, se fortalece su sentido de pertenencia y disposición a colaborar. Aunque el adulto continúa guiando el proceso, se fomenta un entorno en el que todos ganan, destacando el respeto y la conciencia en cada interacción.

Técnicas para aplicar disciplina positiva en niños y niñas

Existen gran variedad de estrategias que se pueden aplicar en niños y niñas, a continuación te explicamos algunas de ellas.

Las tres R’s y una U

La disciplina positiva se fundamenta en cuatro pilares fundamentales representados por las cuatro R’s y una U. Estos corresponden a: relación, respeto, racionalidad y utilidad.

Cada uno de estos pilares se complementan entre sí, creando un marco sólido que promueve un ambiente educativo positivo. La combinación constituyen una base sólida sobre la cual se construye la disciplina positiva.

Ponerte a su altura

Colocarse a la altura del hijo, ya sea de manera literal o figurada, juega un papel crucial en la construcción de una conexión significativa.

En términos literales, agacharse a escuchar a un niño pequeño crea un ambiente de confianza, permitiéndole expresar de manera más cómoda. En un sentido figurado, especialmente con hijos mayores, es vital evitar conversaciones importantes mientras se realiza alguna actividad, como conducir o cocinar.

La clave reside en adoptar una postura que indique al joven que se le está prestando total atención, ya sea mirándolo a los ojos, acompañándolo en su espacio, ofreciéndole su bebida favorita o sentándose junto a él en su cama, dependiendo del contexto.

Modelar la conducta deseada

Modelar con conducta deseada implica exhibir de manera consciente y ejemplar comportamientos positivos y beneficiosos en situaciones específicas.

La idea es que al observar este comportamiento modelado, las personas que reciben el ejemplo puedan verse influenciadas positivamente y replicar estas conductas en su propia interacciones. Es una estrategia que reconoce la influencia de la observación y la imitación de comportamientos para promover conductas deseadas en otros.

“Es importante que, mientras más incorporamos estrategias que validen emocionalmente, conecten y enseñen de manera responsable a hacerse cargo de las emociones y sus reacciones, construiremos generaciones de hierro, respetuosas, amables y empáticas. No obstante, el trabajo empieza en casa y en la escuela”, menciona la Psicopedagoga, Eimy Urdaneta Añez.

Libros sobre Disciplina Positiva

Como ya se ha mencionado, la psicóloga y educadora estadounidense, Jane Nelsen, es la mentora y creadora de este enfoque, por lo que ha escrito numerosos libros acerca de la disciplina.

Algunos de los libros recomendados para ahondar en DP son:

  1. Disciplina positiva: la clave de la disciplina NO es el castigo sino el respeto mutuo.
  2. Disciplina positiva: de la A-Z.
  3. Disciplina positiva para adolescentes.
  4. Disciplina positiva en el salón de clases.
  5. Disciplina positiva para preescolares.

Libros de Disciplina Positiva | Disciplina Positiva Argentina

Curso: Desarrollo socioemocional a través de la disciplina positiva en infancia y adolescencia

Si deseas conocer definiciones, procesos y técnicas que te ayudarán a aplicar la disciplina positiva en el área infantil, te recomendamos el programa de estudio junto a la docente experta, Psicp. Eimy Urdaneta Añez. En este curso podrás reconocer e identificar las mejores estrategias y formas de aplicar la DP en niños y niñas, y con ello, aprender a utilizarlo en el hogar, salas de clases o en el espacio terapéutico.

Juntos veremos hacia dentro. Primero, transformándonos nosotros a través de ejercicios prácticos, descubriendo como es la mejor manera de enseñar, desafiando nuestros propios sistemas de creencias y llevándonos a tomar el gran reto de transformar la forma de educar y hacer terapia.

Valoraciones

0.0
No existe comentarios que mostrar

Programas relacionados que te pueden interesar

Te mantenemos informado

Ir a noticias
Ver Cursos

Te podría interesar el programa de:

Whatsapp
¿Necesitas ayuda?
ADIPA
Hola!
¿Cómo te podemos apoyar? Escríbenos

¡Atención! Agrega 1 curso más a tu carrito, y tendrás 1 curso gratis como regalo navideño.

¡Atención! Si agregas 2 cursos más a tu carrito, obtendrás 1 curso gratis como regalo navideño.