🤯Compra y obtén de regalo un curso junto a la Dra. Neva Milicic. Descubre aquí

🇲🇽 Hey, esto es Adipa México. Ir a Adipa Chile

Mensajes de Alerta
Letter testimonies
arrow-down-white

Bases biológicas del trastorno obsesivo compulsivo

La cifras más confiables sugieren que el Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC) afecta a aproximadamente 1 de cada 100 adultos, lo que equivale a entre 2 y 3 millones de adultos en los Estados Unidos. ¿Cuáles son sus bases biológicas? Conócelas en este artículo, junto al destacado profesional y experto en el área, Mg. Ps. Tomás Miño.

Bases biológicas del trastorno obsesivo compulsivo

Actualmente no existe una causa única específica que se asocie al Trastorno Obsesivo Compulsivo, no obstante, estudios y profesionales de la salud señalan que son múltiples los aspectos que podrían llevar a una persona a tener TOC.

Para conocerlas, en primer lugar, es esencial saber qué es el TOC, cuáles son sus síntomas y la importancia de acudir a un médico especialista. Profundiza sobre ello y más, en este artículo de Adipa.

¿Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)?

El Trastorno Obsesivo-Compulsivo, conocido comúnmente como TOC, es un trastorno mental que se caracteriza por la presencia de pensamientos angustiantes (obsesiones) y conductas recurrentes y repetitivas (compulsiones) de manera persistente en el tiempo, provocando ansiedad y deterioro de la vida diaria.

A pesar de que la persona es consciente de que sus obsesiones son irracionales, no puede controlarlas. Generalmente intenta suprimirlos o aliviarlos a través de compulsiones.

Si el paciente intenta no llevar a cabo estos rituales obsesivos, puede sufrir una enorme ansiedad y sufrimiento.

Manifestaciones del Trastorno Obsesivo Compulsivo

Existen diversas manifestaciones del TOC, tales como:

  • Acumuladores: necesidad de coleccionar objetos insignificantes, de los que la persona afectada no puede desprenderse.
  • Atormentados y obsesivos puros: la persona experimenta pensamientos angustiosos de manera reiterada.
  • Lavadores y limpiadores: necesidad de lavarse constantemente por temor a contaminarse.
  • Ordenadores: las cosas del entorno han de estar dispuestas de acuerdo con determinadas pautas rígidas, incluyendo distribuciones simétricas.
  • Repetidores: realizan acciones repetitivas.
  • Ritualizadores mentales: pensamientos o imágenes repetitivas con el objetivo de contrarrestar la ansiedad provocadora de ideas o imágenes que constituyen las obsesiones.
  • Sexual: pensamientos sexuales recurrentes.
  • Verificadores: inspeccionan de manera obsesiva las cosas para evitar que ocurra una catástrofe determinada.

Síntomas del Trastorno Obsesivo Compulsivo

Los síntomas son diversos y se clasifican en obsesiones y compulsiones.

Obsesiones

  • Escrupulosidad.
  • Necesidad de decir o confesar.
  • Necesidad de simetría.
  • Temor a causar daño a otras personas.
  • Temor a contaminarse.

Compulsiones

  • Asegurarse de haber cerrado bien la puerta, el agua, etc.
  • Contar objetos o hasta un número determinado.
  • Lavarse continuamente.
  • Repetir una acción hasta hacerla “bien”.

📍Continúa leyendo: Trastorno Obsesivo Compulsivo en Adolescentes.

¿Por qué se produce el trastorno obsesivo compulsivo?

Por el momento no se conoce la causa específica de la aparición de TOC, sin embargo, las principales teorías se refieren a:

Genética

Tiene un alto componente genético y se ha observado que si alguno de los padres tiene TOC, aumenta la probabilidad de que se lo herede a sus hijos.

Biología

Existen cambios en la química natural del cuerpo y en las funciones cerebrales que tendría un impacto en su aparición, por ejemplo una baja de serotonina.

Otros factores relacionados

Podría relacionarse a otros factores como elementos traumáticos, aprendizaje, comorbilidades, entre otros.

Por otro lado, se ha estudiado que hay pacientes que presentan sintomatología propia de un TOC, pero que su origen es inmunomediado. En este caso estamos hablando del Síndrome neuropsiquiátrico de inicio agudo pediátrico (PANS, por sus siglas en inglés), que se presenta de manera aguda, con cambios dramáticos y con distintos síntomas neuropsiquiátricos que incluyen obsesiones/compulsiones o restricción alimentaria.

Es el inicio agudo de los síntomas lo que lo diferencia de un TOC “clásico”.

Otra manifestación inmunológica es la enfermedad pediátrica neuropsiquiátrica autoinmune asociada a infecciones por estreptococo (PANDAS, por sus siglas en inglés) que tienen un inicio agudo, en dos o tres días, de síntomas neuropsiquiátricos, específicamente de TOC o Tics. Al hacer los estudios, estos pacientes obtienen un resultado positivo cuando se les hace un análisis para determinar la presencia de infección estreptocócica, como enfermedad perianal estreptocócica, faringitis perianal o escarlatina.

Factores de riesgo para el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

Entendiendo que el Trastorno Obsesivo Compulsivo pudiese tener un componente hereditario, no es que se pueda “prevenir”. Sin embargo, existen factores de riesgo que pudiesen gatillar la aparición de síntomas o el empeoramiento de los mismos:

  • Familiares con TOC.
  • Estrés crónico y elevado.
  • Cansancio.
  • Angustia.
  • Preocupaciones elevadas o infecciones.

¿Cómo elegir al/la terapeuta correcto/a?

El tratamiento para el Trastorno Obsesivo Compulsivo es una combinación entre un Tratamiento Farmacológico y Terapia Cognitivo Conductual. Frente a ello, la elección de un profesional capacitado será primordial para su abordaje efectivo.

Por un lado, el Tratamiento Farmacológico puede incluir antidepresivos, antipsicóticos y/o estabilizadores del estado de ánimo. Mientras que por el otro, la Terapia Cognitiva Conductual ha demostrado ser altamente efectiva para este trastorno. La Terapia Cognitivo Conductual posee distintas estrategias terapéuticas, siendo la Exposición y Prevención de la Respuesta (EPR) la con mayor respaldo científico de efectividad para el correcto abordaje del TOC.

  • La “exposición” se refiere a la confrontación mental o conductual de los pensamientos, imágenes, objetos, y situaciones a partir de los cuales el paciente se pone ansioso.
  • La “prevención de la respuesta” implica que, al exponerse, el paciente debe evitar realizar la acción compulsiva (mental o motora). Al hacerlo de manera exponencial y sistemática, el paciente comienza a sentir una bajada en la ansiedad asociada a la exposición y a la prevención de la respuesta, lo que se conoce como “habituación.”

No es una intervención fácil, por lo que es clave que los terapeutas estén bien capacitados en su implementación. Siempre es bueno acudir a especialistas en TOC, y si está con la duda de si el profesional que lo atiende, tiene las competencias necesarias, se recomienda preguntar si trabaja con Terapia Cognitiva Conductual y EPR. Por eso la importancia del Diplomado Clínico Internacional en TOC de Adipa, reconocido como uno de los mejores programas de formación en habla hispana sobre el tratamiento del TOC, comenta el profesional, Mg. Ps. Tomás Miño.

📍Recomendación: Profundiza en evaluación clínica en el seminario gratuito junto al docente Mg. Ps. Tomás Miño.

Referencias

Valoraciones

0.0
No existe comentarios que mostrar

Programas relacionados que te pueden interesar

Te mantenemos informado

Ir a noticias

Te podría interesar el programa de:

Whatsapp
¿Necesitas ayuda?
ADIPA
Hola!
¿Cómo te podemos apoyar? Escríbenos