Categoría de escuelas

  • Escuela en Salud Mental Adultos
    Escuela en Salud Mental Adultos
  • Escuela en Salud Mental InfantoJuvenil
    Escuela en Salud Mental InfantoJuvenil
  • Escuela en Psicología Laboral
    Escuela en Psicología Laboral
  • Escuela en Psicología Comunitaria
    Escuela en Psicología Comunitaria
  • Escuela para Madres, Padres y Cuidadores
    Escuela para Madres, Padres y Cuidadores
Actualización
Especialización
Diplomados
Asincrónicos
Actualización
Especialización
Diplomados
Asincrónicos
Postítulos
Letter testimonies

Trastornos de la personalidad: lo que necesitas para un trato humanizado

Los trastornos de la personalidad se caracterizan por patrones de pensamiento, percepción, reacción y relación duraderos y repetitivos que provocan una angustia importante a la persona afectada y/o afectan su capacidad de desenvolverse.

Trastornos de la personalidad: lo que necesitas para un trato humanizado

Para tratar de entender que es un trastorno de la personalidad, lo primero que nos debemos preguntar; ¿Qué es la personalidad?, por eso en ADIPA te lo queremos explicar.

Parece una pregunta simple, pero no lo es para nada, y a lo largo del desarrollo de la psicología, han existido diversas conceptualizaciones que enmarcan el conceptos desde diferentes puntos vista, por lo tanto, desde diferentes formas.

Sin embargo, hoy podemos tomar algunos conceptos de diferentes autores que son aceptados científicamente y validados en un gran mayoría:

  • La personalidad es la “organización dinámica del interior del individuo, de los sistemas psicofísicos que determinan su conducta y sus pensamientos característicos” Allport (1937).
  • La personalidad es el conjunto de rasgos psicológicos y mecanismos dentro del individuo que son organizados y relativamente estables, y que influyen en sus interacciones, y adaptaciones al ambiente intrapsíquico, físico y social (Larsen, 2005).

Consideraciones generales acerca del diagnóstico de los trastornos de la personalidad

Lo correcto es referirse a la personas como; individuo con diagnóstico de trastorno de personalidad, esto es porque  la persona no es el  trastorno y su diagnóstico es hipotético, porque puede ir cambiando a lo largo de su respectiva evaluación.

Además, no nos tenemos que olvidar nunca que detrás de este diagnóstico siempre hay una persona y esa persona viene con una historia de vida y antecedentes contextuales a considerar.

Cuando hablamos de trastornos de la personalidad como patología, “puede considerarse como un patrón generalizado de conductas, emociones y cogniciones inflexibles y no adaptativas, de inicio temprano (adolescencia o al inicio de la vida adulta), que se presenta de forma estable en el tiempo, generando estrés o daño psicológico, así como un aumento en el malestar subjetivo, generando conflictos interpersonales y conduciendo a severas alteraciones en la vida social y laboral (American Psychiatric Asociation, 1994).

El término TP a menudo ha sido utilizado peyorativamente como un criterio de exclusión para los tratamientos por su condición de pacientes difíciles e incluso intratables.

💬 Tenemos algo que te puede interesar, un curso de actualización relacionado a esta temática: Trastornos de Personalidad: Diagnóstico y abordajes terapéuticos basados en la evidencia

Trastornos de Personalidad Específicos

Según el DSM-V, los 10 trastornos de la personalidad se pueden agrupar en tres grupos (A, B y C). Los tipos correspondientes a cada grupo comparten ciertos rasgos básicos de personalidad, pero cada trastorno posee sus propias características distintivas.

 Grupo A

Se caracteriza por parecer extraño o excéntrico. Comprende los siguientes trastornos de la personalidad, cada uno con sus características distintivas:

  • Paranoide: desconfianza y recelo.
  • Esquizoide: falta de interés por los demás.
  • Esquizotípico: ideas y comportamiento extraños o excéntricos.

Grupo B

Se caracteriza por parecer dramático, sensible o errático. Comprende los siguientes trastornos de la personalidad, cada uno con sus características distintivas:

  • Antisocial: irresponsabilidad social, despreocupación por los demás y engaño y manipulación de los demás para beneficio personal.
  • Límite: Vacío interior, miedo a ser abandonado en las relaciones, relaciones inestables, problemas para controlar las emociones y comportamiento impulsivo.
  • Narcisista: Necesidad de ser admirado, falta de empatía y una visión exagerada de la propia valía (lo que se denomina grandiosidad).
  • Histriónico: busca atención y se comporta de forma dramática

Grupo C

Se caracteriza porque la persona parece ansiosa o temerosa. Comprende los siguientes trastornos de la personalidad, cada uno con sus características distintivas:

  • Evitación: evitar el contacto interpersonal por miedo al rechazo.
  • Obsesivo compulsivo: perfeccionismo, rigidez y obstinación.
  • Dependiente: sumisión y dependencia (debido a una necesidad de recibir cuidados)

Síntomas de los trastornos de la personalidad

Los trastornos de la personalidad se refieren esencialmente a los problemas relacionados con:

  • La identidad y el sentido de sí mismo: los pacientes con un trastorno de personalidad no tienen una imagen clara o estable de sí mismos. Es decir, la manera en la qué se ven cambia dependiendo de la situación y de las personas con las que están.

Por ejemplo, es posible que el concepto que estos pacientes tengan de sí mismo alterne entre cruel y amable. También pueden ser inconstantes en sus valores y objetivos. Por ejemplo, pueden ser al mismo tiempo profundamente religiosos en la iglesia, pero irreverentes e irrespetuosos en otros lugares. La autoestima puede ser demasiado alta o baja.

  • Relaciones interpersonales: las personas con un trastorno de la personalidad se esfuerzan en establecer relaciones estrechas y estables con los demás. Pueden ser insensibles ante los demás o emocionalmente distantes, o pueden carecer de empatía.
Las personas con un trastorno de la personalidad a menudo parecen inconsistentes, confusas y frustrantes para los miembros de la familia y otras personas a su alrededor, incluidos los médicos.

Las personas con un trastorno de la personalidad pueden tener problemas para saber cuáles son las formas razonables, seguras y aceptables de tratar y comportarse con los demás.

Los pacientes con un trastorno de la personalidad no suelen ser conscientes de su responsabilidad en la creación de sus problemas.

Tratamiento de los trastornos de la personalidad

Psicoterapia

Los trastornos de personalidad se tratan con psicoterapia, los que pueden ser desde psicoterapia individual a terapia de grupo. Siempre es más probable que la terapia sea eficaz cuando las personas afectadas buscan tratamiento y están motivadas para cambiar.

Los medicamentos pueden ayudar a aliviar los síntomas de angustia, como la depresión y la ansiedad, y pueden ayudar a controlar ciertos rasgos de la personalidad, como la agresividad. Sin embargo, los medicamentos no pueden curar un trastorno de personalidad.

Los trastornos de la personalidad pueden ser especialmente difíciles de tratar, por lo que es importante elegir un terapeuta con experiencia que no juzgue y que sea capaz de entender la imagen que el paciente tiene de sí mismo, sus áreas de sensibilidad emocional y sus estrategias habituales de afrontamiento de los problemas.

Principios generales del tratamiento

Reducir el estrés facilita el tratamiento del trastorno de la personalidad. En primer lugar, el terapeuta ayuda al paciente a identificar qué es lo que está causando angustia. Entonces, considera las diferentes formas de aliviarlo.

Los terapeutas proporcionan estrategias para ayudar al paciente a salir de situaciones o relaciones altamente angustiosas (lo que se denomina apoyo psicosocial).

Estas estrategias pueden consistir en cuidado y apoyo por parte de miembros de la familia, amigos, profesionales de la salud y otros. Los medicamentos para la ansiedad o la depresión pueden ayudar a aliviar estos síntomas. Cuando se utilizan fármacos, siempre van a depender del caso en específico.

📚En marzo de 2023 iniciará el  Diplomado Trastornos de la Personalidad: Comprensión Multidimensional, Diagnóstico y abordajes Psicoterapéuticos basados en Evidencia, una instancia en la que podrás especializarte junto a los mejores profesionales del área.

Cursos relacionado que te pueden interesar

Te mantenemos informado

Ir a noticias
21301591 - adipa

Mejorando la autoestima: técnicas terapéuticas efectivas

La Organización Mundial de la Salud (OMS), lo describe como: un estado completo de bienestar que tiene en cuenta tanto el aspecto social, como el físico y psicológico, que va más allá de problemas o enfermedades. En este sentido, tener un autoestima saludable es esencial para la confianza que se tiene a la hora de tomar decisiones y resolver problemas.

21301396 - adipa

Juegos terapéuticos: ¿Cómo trabajar con ellos?

De acuerdo a los obstáculos que algunos terapeutas enfrentan diariamente, gracias a estudios y prácticas realizadas por expertos, se pueden nombrar una seguidilla de recursos principales que se requieren a la hora de tratar con pacientes y la terapia de juego.

¿Necesitas ayuda?
ADIPA
Hola!
¿Cómo te podemos apoyar? Escríbenos

¡Atención! Agrega 1 curso más a tu carrito, y tendrás 1 curso gratis como regalo navideño.

¡Atención! Si agregas 2 cursos más a tu carrito, obtendrás 1 curso gratis como regalo navideño.