Categoría de escuelas

  • Escuela en Salud Mental Adultos
  • Escuela en Salud Mental InfantoJuvenil
  • Escuela en Psicología Laboral
  • Escuela en Psicología Comunitaria
  • Escuela para Madres, Padres y Cuidadores
Actualización
Especialización
Diplomados
Asincrónicos
Actualización
Especialización
Asincrónicos
Diplomados
Postítulos
Letter testimonies

¿Qué es el mindfulness? Terapia de meditación para alcanzar el bienestar

El mindfulness se trata de permitirnos estar presentes en cada momento, no solo físicamente, sino que experimentar y sentir lo que nos sucede bajo una mirada de aceptación y sin juicio.

¿Qué es el mindfulness? Terapia de meditación para alcanzar el bienestar

¿Te ha pasado ir por la calle distraída/o y no ver un auto que se acerca rápidamente? ¿ O no recordar lo que comiste durante tu almuerzo? ¿ O no sacar de tu mente obligaciones laborales?

Constantemente trabajamos para lograr nuestros objetivos y creemos que al alcanzarlos llegará la esperada felicidad, pero las cosas no funcionan de ese modo. Lo que pasa es que muchas veces la felicidad se nos escapa en el proceso, sin embargo, hay un camino que te permite cultivar una forma de vivir y relacionarte, mucho más amable.

En la actualidad, ejercicios de mindfulness son utilizados en terapias psicológicas y psiquiátricas, pero deriva de enseñanzas y conceptos budistas. Estas se basan en que todos podemos desarrollar la felicidad, sabiduría y comprensión innatas del ser humano a través del ejercicio de la regulación emocional, balance y comprensión correcta de la naturaleza de las cosas.

Es importante mencionar que esta práctica no está ligada tanto a la religión budista como lo está a la corriente filosófica y espiritual que representa, por lo que esta meditación puede ser practicada por cualquier persona.

¿De qué se trata el mindfulness?

El Dalai Lama es el principal divulgador del pensamiento budista, quienes creen que “cuanto mayor sea el nivel de calma de nuestra mente, tanto mayor será nuestra capacidad para disfrutar de una vida feliz”. Y el camino para esto es ejercitar la mente para transformar nuestro enfoque de vida, perspectiva y actitud, reconociendo e identificando los factores que nos llevan a la felicidad o el sufrimiento.

Por consiguiente, el mindfulness consiste en aprender a relacionarse con nuestra experiencia, con detención, precisión, aceptación y gentileza, sin importar nuestro estado mental. Es decir, desarrollar la atención y apertura a experiencias del momento más allá del dolor o placer que puedan provocar.

Según esta idea, el mindfulness nos permite cultivar la felicidad y bienestar, porque es la base para desarrollar una atención estable, sin juicio y benevolente hacia nosotros mismos.

La psicóloga María Teresa Miró explica que la práctica tiene que ver con la conciencia y reflexibilidad con la que vivimos. Podemos estar en “piloto automático”, en donde nuestra mente está divagando y nuestra conducta es automática y reactiva; o vivir con “atención plena”, donde estamos conscientes de nuestros sentidos, la mente en el presente y nuestra conducta es reflexiva.

Elementos del mindfulness o atención plena

Los tres componentes centrales del mindfulness son: atención, intención (estar presentes) y actitud (aceptación). Estos son elementos que se interrelacionan durante el ejercicio y no se debe dejar de cultivar todos simultáneamente. En otras palabras, no basta solo estar atento al presente, sino que la intención de liberarse de sufrimiento y la actitud de aceptación y apreciación son esenciales.

El doctor Jon Kabat-Zinn, pionero en introducir el mindfulness a las terapias psicológicas y psiquiátricas, dice que el mindfulness se basa en siete factores:

  1. No juzgar: respetar nuestras experiencias sin decidir si son buenas o malas. Sin juicios ni expectativas.
  2. Paciencia: comprender y aceptar que las cosas pasan cuando se dan sus condiciones. Es una forma de sabiduría.
  3. Mente de principiante: cultivar actitud de curiosidad, apertura y espaciosidad hacia la experiencia. En estricto rigor, la experiencia es siempre nueva.
  4. Confianza: alentar la seguridad en nosotros mismos y nuestras emociones, porque podemos mantenernos y sostener toda experiencia. “Es imposible convertirse en otro. Nuestra única esperanza estriba en ser nosotros mismos con más plenitud”.
  5. No esforzarse: el mindfulness si requiere trabajo y esfuerzo, pero la meditación llama a no hacer, sino aprender con cada experiencia en todo momento.
  6. Aceptación: no confundir con resignación, puesto que las situaciones si se pueden cambiar, pero en lugar de reaccionar a ellas, aceptar las cosas como son realmente nos permite responder.
  7. Soltar: dejar ir la lucha de intentar que las cosas sean de una forma distinta a lo que son en realidad.

Evidencia de efectividad

Kabat-Zinn, estudió la técnica budista de primera mano y, a partir de esos conocimientos, creó en 1979 la técnica de Reducción del Estrés Basada en la Atención Plena (MBSR, por sus siglas en inglés). Método que demostró que el tratamiento de diversos cuadros clínicos pueden presentar mejoras considerables gracias al mindfulness.

Según contó, los participantes de su programa lograron un “profundo relajamiento”, gracias a la habilidad de estabilizar su mente y, a su vez, restaurándola junto al cuerpo. Además, pueden visualizar su vida con claridad, lo que les permite realizar cambios para mejorar su salud y calidad de vida.

A partir de este programa y su éxito, se han desarrollado más proyectos terapéuticos y centros interesados en investigar los resultados de intervenciones basadas en mindfulness (IBM). Cabe aclarar que los IBM no son la práctica directa de mindfulness, puesto que son sistemas de intervención para trastornos particulares, por lo que se organizan en torno a una problemática y tienen poblaciones específicas de aplicación.

En términos generales, las IBM son eficaces como tratamientos complementarios a diversos tipos de afecciones como depresión, trastornos de personalidad, estrés crónico, entre otros; y dolores crónicos, por ejemplo, fibromialgia, artritis reumatoide, dorsalgias, etc. Especialmente ayudan con manejo de estrés, ansiedad y síntomas depresivos.

El doctor Simón Guendelman y el magíster Bruno Solari hacen un repaso por investigaciones sobre programas particulares IBM. Los resultados demuestran que reducen significativamente síntomas ansiosos, disminución de rumiación (ACT), irritabilidad e impulsividad en pacientes con trastornos de personalidad y disminuye la recaída en pacientes con adicciones. Además, es efectiva en el alivio sintomático en una amplia gama de dolencias médicas de moderada intensidad.

Por otro lado, los hallazgos en estudios de casos no clínicos y quienes practicaban formalmente la meditación, son similares, especialmente sobre el estrés y la ansiedad. Lo que quiere decir que el mindfulness tanto en programas IBM, como si es una práctica rutinaria, es beneficioso para el bienestar y calidad de vida.

Referencias

Mindfulness y Bien-Estar.Dr. Simón Guendelman, Ps.Mg. Bruno Solari.

Cursos relacionado que te pueden interesar

Te mantenemos informado

Ir a noticias

Revisa otras noticias que escribimos para ti

¿Qué es la Psicoterapia Transpersonal? La rama más espiritual de la psicología - Adipa

¿Qué es la Psicoterapia Transpersonal? La rama más espiritual de la psicología

Este movimiento se centra en el bienestar psicológico, directamente relacionado con tradiciones contemplativas orientales como...

Leer más
Botiquín Emocional: una herramienta de la psicología para el bienestar - Adipa

Botiquín Emocional: una herramienta de la psicología para el bienestar

Este instrumento psicológico permite la compilación de elementos para enfrentar o prevenir crisis emocionales. Es...

Leer más
La salud mental y la importancia de su concientización - Adipa

La salud mental y la importancia de su concientización

Mayo es el mes de la salud mental, sin embargo es más urgente que nunca...

Leer más
¿Necesitas ayuda?
ADIPA
Hola!
¿Cómo te podemos apoyar? Escríbenos