🤯Compra y obtén de regalo un curso junto a la Dra. Neva Milicic. Descubre aquí

🇲🇽 Hey, esto es Adipa México. Ir a Adipa Chile

Mensajes de Alerta
Letter testimonies
arrow-down-white

Modelo Denver: ¿Qué es y cómo se aplica?

El Modelo de Denver, también conocido como ESDM, es un método práctico aplicado a la atención temprana para niños con autismo (TEA). El objetivo de este modelo es trabajar sobre aspectos específicos del desarrollo de toda persona, como lo son los espacios cognitivos, socioemocionales y lingüísticos.

Modelo Denver: ¿Qué es y cómo se aplica?

El Modelo Denver de atención temprana en la educación infantil, es un recurso imprescindible para promover  oportunidades de comunicación de niñas y niños con TEA, esto a través del trabajo de habilidades de comunicación y cognición social.

Afortunadamente vivimos en una época en la que existen muchos avances científicos que pueden ayudar a las niños, niñas, adolescentes y adultos con TEA, con los que podemos mejorar significativamente la calidad de vida de las personas y fomentar un adecuado desarrollo social y emocional para todos.

Durante la infancia temprana las personas estamos expuestas a conocimientos infinitos en formas de interacciones, experiencias y sensaciones. Estímulos que los niños y niñas con TEA podrían recibir de distintas formas. Por ello existen programas como el Modelo de Denver, dirigido especialmente a ellos.

Bajo esta perspectiva, en Adipa, contamos con diferentes recursos sobre esta materia y cursos sobre psicología 2023, para que los profesionales de la educación y salud mental puedan apoyar el integral desarrollo de niñas y niños. A continuación, te invitamos a leer este blog que presenta un interesante enfoque sobre el abordaje del TEA.

¿De qué se trata la atención temprana para niños con autismo o Modelo de Denver?

El Modelo de Denver,  también conocido como ESDM, es un método práctico aplicado a la atención temprana para niños con autismo (TEA). El objetivo de este modelo es trabajar sobre aspectos específicos del desarrollo de toda persona, como lo son los espacios cognitivos, socioemocionales y lingüísticos.

La terapia del modelo de Denver se basa en un enfoque integral de la intervención, desde el punto de vista del desarrollo evolutivo y de la conducta de infantes con autismo. La edad de los pacientes generalmente va desde los uno a cinco años de vida.

Modelo Denver

¿Qué es el ESDM?

El ESDM son las siglas para Early Start Denver Model, o Modelo Denver de Atención Temprana, programa desarrollado y diseñado específicamente para infancias con TEA. Creado en la década de los 80’, hoy es considerado uno de los métodos más efectivos para mejorar el desarrollo de los niños/as.

El Modelo Denver tiene tres objetivos principales.

El primero: centrar el estudio en los aspectos cognitivo, socioemocional y lingüísticos de las personas.
El segundo: es reducir la severidad de los síntomas.
El tercer objetivo: al minimizar los síntomas, se espera que aumente y mejore el desarrollo del niño/a en cada aspecto de su vida.

Características del ESDM

El ESDM se compone de varias características, pero las principales son:

  • Enfoque multidisciplinar: busca el abordaje desde varias perspectivas importantes para la evolución del niño/a. Por ello distintos profesionales deben hacerse parte de esta intervención, como psicólogos, educadores infantiles, psicopedagogos, entre otros.
  • Implica empoderar a padres o cuidadores: el terapeuta busca enseñar al cuidador a interactuar con el niño/a, para que este le facilite el aprendizaje en todos los lugares y momentos. De esta forma, la intervención puede ser realizada en contextos naturales para el infante.
  • Trabaja todas las áreas de desarrollo: se centra en una amplia gama de habilidades a mejorar, sobre todo, mediante el juego. Por ejemplo, habilidades sociales, comunicación, cognición, motricidad, imitación, independencia y muchas otras.
  • Objetivos a corto plazo: existe un plan definido de intervención y metas que se deben alcanzar en un tiempo determinado.

 ¿Qué es el G-ESDM?

La terapia del Modelo de Denver puede ser aplicada a más de un individuo, para proporcionar un entorno de juego y aprendizaje social entre los mismos niños. En este último caso, el modelo toma el nombre de G-ESDM o Modelo Denver aplicado en grupos.

 Diferencias entre el ESDM y el G-ESDM

La diferencia principal de estas dos formas de intervención es que, en el primer caso, el ESDM se trabaja con un infante en específico, mientras el G-ESDM trabaja con más de uno.

Mientras que el ESDM espera que el aprendizaje natural sea el que el cuidador le entregue al menor, el G-ESDM es más consistente con un entorno comunitario. Busca que las mismas variables que puede haber en un espacio escolar, por ejemplo, se presenten en la terapia; esto es juego, motivación, actividades con sus pares, rutinas, entre otros.

Si bien el terapeuta del Modelo Denver siempre estará atento a que el paciente responda las interacciones, en el caso del G-ESDM el adulto estará incentivando la interacción entre niños, las cuales solo mediará.

 ¿Cómo es la terapia del Modelo Denver?

El o la terapeuta que practique el Modelo Denver debe tener formación específica en el campo del autismo, puesto que el programa tiene una complejidad que va más allá de que el modelo sea integral. Es trabajar de forma positiva con los infantes entenderlos y ayudarlos con su motivación.

Formular objetivos prácticos es esencial en este modelo, pues solo así el terapeuta puede saber cuáles son las herramientas o conductas que van a favorecer al niño para cumplirlas. Hay que identificar en qué etapa del desarrollo está el niño y qué actividad le produce motivación.

¿Cómo se aplica el método Denver?

En la práctica, en todas las sesiones de esta intervención se trabajará con objetivos específicos, los que permiten una evaluación de las acciones. Estas se llevan a cabo, en su mayoría, mediante juegos y es el infante quien decidirá cuál.

Después de que el programa inicial se ha completado, se realiza una evaluación para conocer el estado de los objetivos y, si es necesario se vuelven a trabajar bajo la retroalimentación del programa anterior.

Otros enfoques de intervención en autismo

En este sentido, cabe destacar el  “Treatment and Education of Autistic and related Communication Handicapped Children” (TEACCH),  un enfoque de intervención desarrollado para niños y personas con autismo y otras discapacidades en la comunicación. Fue creado por el Dr. Eric Schopler y sus colegas en la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill en la década de 1960.

TEACCH se basa en la idea de proporcionar un entorno estructurado y adaptado a las necesidades individuales de cada persona con autismo. El enfoque se centra en ayudar a las personas con autismo a desarrollar habilidades de comunicación, sociales y cognitivas, así como en promover la independencia y el funcionamiento óptimo en su vida diaria.

El enfoque TEACCH incluye estrategias como el uso de horarios visuales, sistemas de organización, estructuración del entorno, enseñanza visual, apoyo a la comunicación, desarrollo de habilidades sociales y manejo de comportamientos desafiantes.

El objetivo principal de TEACCH es maximizar el potencial de cada persona con autismo y ayudarles a tener una vida plena e inclusiva. El enfoque se basa en una comprensión profunda de las características del autismo y se adapta a las fortalezas y desafíos individuales de cada persona.

Bajo este marco, se vuelve necesario abordar , el “Sistema de Comunicación por Intercambio de Imágenes” (PECS), un enfoque independiente desarrollado por Andy Bondy y Lori Frost.

El PECS es un sistema de comunicación que se basa en el intercambio de imágenes para facilitar la comunicación en personas con dificultades en el lenguaje. Consiste en enseñar a la persona a entregar una imagen o tarjeta representativa de lo que desea comunicar a un comunicador (generalmente un facilitador o compañero de comunicación) para obtener lo que necesita o desea.

El sistema PECS sigue un proceso estructurado que involucra varias etapas de aprendizaje secuenciales, desde el intercambio físico inicial hasta la construcción de oraciones más complejas. A medida que la persona progresa en el sistema PECS, se fomenta la autonomía y la capacidad de comunicarse de manera más efectiva.

El PECS ha demostrado ser efectivo para mejorar las habilidades de comunicación y reducir las conductas problemáticas en personas con dificultades en el lenguaje, incluidas aquellas con trastorno del espectro autista. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el PECS es solo una de las muchas estrategias y enfoques utilizados en el campo del autismo y la comunicación.

Valoraciones

0.0
No existe comentarios que mostrar

Programas relacionados que te pueden interesar

Te mantenemos informado

Ir a noticias

Te podría interesar el programa de:

Whatsapp
¿Necesitas ayuda?
ADIPA
Hola!
¿Cómo te podemos apoyar? Escríbenos