🇲🇽 Hey, esto es Adipa México. Ir a Adipa Chile

Letter testimonies
arrow-down-white

Explotación Comercial Sexual Infantil: una realidad olvidada

La explotación comercial sexual infantil es una realidad preocupante que no podemos podemos permitir olvidar. 

Actualmente este delito afecta a millones de niñas y niños alrededor del mundo, y tiene consecuencias tanto psicológicas, como físicas y emocionales.

En este artículo, hablaremos sobre los aspectos claves de este tipo de delito y sobre cómo debes actuar como profesional.

Explotación Comercial Sexual Infantil: una realidad olvidada

¿La explotación sexual comercial infantil está olvidada?

Datos desde la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), señalan que cada año aproximadamente 1,8 millones de niñas y niños en el mundo,  son víctimas de explotación sexual comercial o ESC.

Inclusive, desde la UNICEF, señalaron que luego de la pandemia del Coronavirus, se ha aumentado el riesgo de ESC en niños, ya que hubo una interrupción en los sistemas de protección infantil y además, se destinaron menos recursos a estos casos.

Para entender de mejor manera de lo que estamos hablando, es necesario comprender lo que significa la explotación comercial sexual infantil.

¿Qué es la Explotación Sexual Comercial Infantil?

La ESC es cualquier forma de explotación sexual en niños y niñas con fines de lucro. Dentro de ello puede estar involucrada la prostitución infantil, la trata de personas con fines de explotación sexual y la pornografía infantil.

¿Es correcto hablar de prostitución infantil?

El concepto “prostitución infantil” es inadecuado para abordar la explotación sexual comercial infantil.

En primer lugar, denota un cierto grado de intención o de participación del niño o niña respecto de transar sexo a cambio de dinero.

Considerarlo como prostitución oculta el abuso y la explotación que se hacen contra un niño, niña o adolescente que no cuenta con las herramientas para defenderse de ello.

¿Cuándo un niño es víctima de ESC?

Una niña o un niño es víctima de explotación sexual cuando participa en esa actividad sexual a cambio de algo. Por ejemplo, ganancia o beneficio, incluso una promesa.

Un niño puede ser obligado a una situación de explotación sexual a través de la fuerza física o amenazas.

Sin embargo, también puede ser persuadido a participar en ese tipo de actividades sexuales como resultado de factores más complejos y con matices, ya sean humanos o situacionales, incluyendo un desequilibrio de poder entre la víctima y el agresor.

Factores de riesgo

Si bien cualquier niña o niño puede ser explotado sexualmente, estos también pueden encontrarse en una situación que los hace particularmente vulnerables a este tipo de explotación. 

Por ejemplo:

  • La pobreza.
  • Ser víctima de abuso.
  • Ser víctima de Negligencia.
  • No tener hogar.

Asimismo, la edad de la niña y el niño también puede aumentar su vulnerabilidad a la explotación sexual, ya que con respecto a niñas y niños de más edad o adolescentes, con frecuencia se asume erróneamente que consienten a su propia explotación o que no necesitan protección.

Realidad poco protegida

A pesar de que sea un fenómeno que ocurre en todo el mundo, en varios países no se ha tipificado como delito la explotación comercial sexual infantil.

En Chile por ejemplo, recién en diciembre del año pasado (2022) se promulgo una ley que viene a tomar en cuenta materias como la ESC en niños, niñas y adolescentes.

Antes de eso, las penas aplicadas a delitos que podían relacionarse con este tipo de explotación sexual, no reflejaban la gravedad, ni lo abordaban como una gravísima vulneración de los derechos de niños, niñas y adolescentes.

¿Cómo nos damos cuenta que un niño ha sufrido de ESC?

Siempre es importante que padres, madres, adultos responsables y adultos que tengamos contacto con algún niño, niña o adolescente estemos atentos a sus conductas y a cambios que se podrían presentar.

Si observamos que el niño o niña maneja dinero o cuenta con objetos que antes no tenía o que por su situación económica son de difícil acceso, es importante encender las alertas y consultar y, en caso de una sospecha fundada de un eventual delito de explotación sexual infantil, realizar la respectiva denuncia.

Siempre que se tenga conocimiento de alguna situación de explotación sexual infantil es necesario realizar la denuncia respectiva.

Seguimiento profesional

Si eres un profesional del ámbito psicosocial que trabaja con el niño o niña que podría estar siendo víctima de este delito, además de la denuncia, es importante poner en conocimiento de estos antecedentes al respectivo tribunal de familia, de modo que pueda decretar las medidas de protección que correspondan al caso, ya que puede haber factores del entorno familiar y cercano del niño, niña o adolescente que pueden estar interviniendo en la comisión de este delito.

Es relevante que dentro del trabajo como profesionales, se trabaje primero en la protección de la víctima, reforzando los factores protectores individuales y de su entorno, a la vez que se intentan minorizar aquellos factores gatillantes y mantenedores de ESC.

De la misma manera, es relevante que el niño o niña se reconozca como víctima de este fenómeno, para lo cual es fundamental el trabajo de intervención que realizan los profesionales del ámbito de la psicología y del trabajo social.

Valoraciones

0.0
No existe comentarios que mostrar

Programas relacionados que te pueden interesar

Te mantenemos informado

Ir a noticias
Ver Cursos

Te podría interesar el programa de:

Whatsapp
¿Necesitas ayuda?
ADIPA
Hola!
¿Cómo te podemos apoyar? Escríbenos

¡Atención! Agrega 1 curso más a tu carrito, y tendrás 1 curso gratis como regalo navideño.

¡Atención! Si agregas 2 cursos más a tu carrito, obtendrás 1 curso gratis como regalo navideño.